viernes, 13 de marzo de 2009

El Dragón de Nubes

Capítulo 8

eNtre MoNtAÑas


Los campos de maíz habían quedado atrás, junto con los Rápidos del Norte. Cruzando el río montados en los corintos, huyeron hacia la espesura de los montes, cuidándose de no ser vistos desde la otra orilla.

- ¿Nos acompañarás?

- Jajajajaj, nooooooo. –respondió Joaquín, acomodándose el chaleco verde, una vez pasado el peligro.- Yo debo regresar; tengo que explicarle a mi primo lo que sucedió… Por supuesto, sería mucho más fácil huir con ustedes…

Haciéndose con uno de los corintos, Joaquín comenzó su viaje hacia el sur, hasta la estación de Laguna Comanche.

- Muy bien- dijo Ale, revisando el mapa, curado su rostro pálido de la caída, luciendo un tono cobrizo en la piel, otra vez.- Llegamos a una de las partes más difíciles del recorrido: la Zona de Cuevas. Así es que, por favor, fila india y a caminar.

Lola, Victoria y Giannis, caían de bruces sobre la tierra removida por el paso de Tim, Otis y Ale; cayendo por toboganes de polvo, barro, rosas mosquetas y piedras. Los corintos, hundiendo sus garras en el suelo, andaban con cuidado por aquellos angulosos caminos. Los tres exploradores del frente, abriendo camino con caricias y susurros a las hojas y ramas, elevaban sus frentes a la luz que se colaba por entre los árboles milenarios y las malezas de los suelos.

- No, no: Ullum y Haita pertenecen a la misma isla, al mismo estado, el Estado de Haita.

- No lo sabía.

- Pues, habrá mucho que aprender antes de que te coronen.

- ¡¡Jajajajajjajajajajajajajja!! –rió Lola, apenas conteniéndose.- ¿Yo? ¿Reina? ¿Aprender? Pues entonces no lo estudiaré jamás.

Las cantimploras, hinchadas por el agua, adelgazaban a medida que subían las temperaturas del medio día; y volvían a engordar cuando bebían de los ríos y corrientes que corrían carreras desde las cimas hasta las plantas de las montañas, acarreando consigo aguas puras, lo blando y lo fresco.

- ¿Acaso no confías en que encontraremos al Dragón de Nubes? –le susurró Giannis, tomándole la mano para cruzar un riacho.

- Estoy segura de que lo hallaremos –respondió ella tajante- Es sólo que no me atrae eso de convertirme en emperatriz… Oye, no desviemos la charla, ¿de acuerdo? Cuéntame más de la Guerra y lo forma en que derrocaron a su rey. Cuéntame más sobre la creación del Estado de Haita.

El ruido de la luz, como en todas las imágenes de la Catedral de Rouen; la armonía y el movimiento del color, los verdes, los rojizos y los rosas, las rosas; el castaño, el azulado, los castaños y marrones. Lo incoloro. La paz de Condestable entre el rose de la luz y el paisaje maravilloso que se entreveía entre algunos matorrales: montañas y saltos, cielo. El vuelo de los pájaros sonaba armonioso y sus gritos, a desenfrenado punk.

- Verás, durante la guerra en la que destituimos al rey, el país del continente aportó armas y hombres. Una vez finalizada la rebelión, los del continente se acercaron a varias familias muy influyentes en el nuevo Estado… Tierras, oro, vacas, corintos: cualquier mercadería que estos funcionarios requiriesen, les era entregada. A cambio, los nuevos gobernantes, todos ellos descendientes de estas familias, debían acceder a los proyectos de Arud…

- El país del continente…

- Exacto.

- ¿Y cuáles eran?

- Por el momento, no pasaban de instalar campamentos militares y puertos: el Estado de Haita es un punto estratégico de relevancia en la zona.

- Mmmm…

- Claro que, además, la industria no prosperaba y las cosechas disminuían: todo se importaba del continente; nuestra moneda descendió frente a la suya, pululó el hambre y, poco a poco, además de sus más acérrimos consumidores, nos convertimos en su garito. Mujeres, alcohol y buen clima, en eso nos convertimos...

El sol se preparaba para anochecer cuando encontraron la cueva señalada. Solo podía verse la espesa negrura de la entrada, que por un pasillo grueso llevaba al interior de una montaña.

- Allí tiene que estar.

- ¿Dormirá aún? –le preguntó Otis a Tim.

- Sí, no puede ser de otra forma. Hace algunos siglos que ninguno despierta –dijo Tim.

- ¿Quiénes? –preguntó Lola.

- ¿No haz leído la receta para la pintura mágica? –preguntó Giannis, bajando la voz.

Lola sacó la carta de Violeta de su mochila y buscó con la mirada.

- “…Luego, hay que conseguir una pestaña de un gigante. Se los puede encontrar en la Zona de Cuevas, hibernando de por vida…”. –leyó en voz alta. Se paró en seco y preguntó con los ojos abiertos:- ¿Gigantes? ¿Qué quiere decir con gigantes?

Victoria descendía, cabeza hacia abajo, amarrada por los pies de una soga, hacia el increíble ser.

El amplísimo pasillo los había conducido a una especie de coliseo romano. En la última fila, por sobre todos los demás espectadores, observaban en su seno al gigante dormido. De modo que, para bajar hasta él, sólo cabía que uno de ellos bajase a través de una soga…

¡¡BBBBBRRRRRRR!!, un escalofrío, el resabio amargo de un sueño, tal vez un recuerdo que pinchaba su mente. ¿Quién sabe? Lo cierto es que el gigante, acurrucado en su cuna de piedra, tembló y con él todo el grupo.

Conteniendo la respiración, Victoria se acercó a una pestaña grande como una de sus piernas. Era gruesa, al tacto como terciopelo y sin embargo negra como la A. Retiró la mano, creyendo oír el zumbido de unas moscas; pero regresó: afirmó sus monos en la pestaña y la arrancó.

¡¡¡CRIC!!!

Victoria hizo la seña convenida, y los hombres comenzaron a subirla.

- Deténganse –susurró Lola enloquecida cuando vio aquello. El gigante abría perezosamente un ojo, se despertaba. Victoria no había caído en la cuenta hasta que sintió que habían detenido el ascenso.

El hombretón pasó una mano por el ojo izquierdo, desperezándose y quitándose las lagañas.

- No es posible –dijo Tim, soltando la cuerda y acercándose a la orilla.- Despiertan sólo para comer, luego de miles de años. No puede ser.

- ¿Qué haremos ahora?

Polen de rosas… Pensó Lola.

Polen de rosasgigante.

Polen de rosas – gigante.

- En segundos, abrió su mochila y sacó la bolsita forrada de terciopelo con aquel rotulado “No aspirar, POLEN DE ROSAS”. Sin dudarlo dos veces, lo abrió rápido y arrojó el contenido sobre el gigante que, justo en ese momento, bostezaba mostrando sus enormes dientes y su garganta cavernosa.

- ¡Que maravilla!

Una nube de polvo dorado, de plateados y morados refulgió a la luz de sus antorchas, esparciéndose como hadas, nadando en el aire danzas antiquísimas. Apenas acariciaron la nariz del gigante, el hombretón dejó un bostezo a la mitad y cerró los ojos placidamente.

- Victoria… ¡Victoria! –le gritó Lola, a medida que Otis y Gianis tiraban de las cuerdas. Pero no le contestó: la niña estaba completamente dormida.

Victoria seguía durmiendo y no parecía querer despertarse: el polen de rosas había hecho demasiado bien su trabajo.

Hadas de fuego, saltaban de entre las llamas, chisporroteando y elevándose hacia la bóveda oscura. La carne de jabalí se asaba en medio de la ronda; los comensales esperaban ansiosos.

- ¿Un poco de whisky? –ofreció Tim, sacando de su mochila una petaca del color de añil.

- ¿Whisky? -preguntó Giannis divertido, tomando el frasco.

- De moras. -le respondió sonriendo el hombre.- Lo guardaba para alguna ocasión especial.

- ¿Y cuál sería, si ha de saberse?

- Ya tenemos el pincel terminado. –explicó triunfante.- Y en menos de una semana.

- Brindo por eso. –dijo Ale divertido, alzando la petaca.

- Ya conseguimos la pestaña y la trituramos. ¿Qué nos falta? –preguntó Otis.

- Veamos. –le respondió Lola, sacando de su mochila la carta de Violeta. Se abrigó con una manta y leyó:- “…Después debes tomar tinta del Pozo de los Muertos. Algo así como una taza de té, un poco más grande, ¿comprendes? …”

- Ah… el Pozo de los Muertos. –dijo Ale sin inmutarse, dejando entrever su somnolencia y una pizca de ironía.- Va a ser difícil. –dijo pasándose la mano por los ojos, para mantenerse despierto.

Lejos y cerca, el Río Bombilla se hacía sentir con su música imperturbable, en medio de la visión panorámica que habían alcanzado en aquella zona libre de árboles, nacida en piedras.

Cuando probó el whisky, Lola se sintió bien unos segundos, recordándose entre las mantas, adormecida. Luego, su mente volvió al sitio de la charla.

- ¿Qué es el Pozo de los Muertos?. –preguntó de repente.

- Es una depresión aguda, de muchos metros de altura. –explicó Tim.- Un agujero a donde van todos los espíritus que tienen algo que hacer: un testamento retrasado que redactar, una promesa que cumplir... Eso. Un pozo. El fondo está cubierto por una masa de agua quieta, un lago, y hay una torrecilla saliendo de la superficie, en dónde se registra el trabajo de cada fantasma.

- Pero no puede llegarse hasta allí nadando, o en bote. -agregó Otis.

- ¿Porqué?

- Allí habita un visage gigante, y ataca cuando siente movimientos bruscos en la superficie.

- ¿Y están seguros que debemos cruzar el lago?

- Por supuesto: allí está la tinta incolora. La usan sobre papeles negros y cuando terminan de escribir, ésta deshace el papel, hasta dejar las letras marcadas.

- Debemos buscar una forma de cruzar…

Lola sacó de su mochila el par de zapatos que había encontrado en el cuarto de Violeta. Eran de gamuza azul, cuidados y con tacos. Se los dio a Tim.

- Violeta no me dejó escrito cómo se utilizaban, pero estoy segura de que sirven para cruzar.

- En la suela dice algo… -dijo Tim, inspeccionándolos, bajándose los anteojos.- “Zapatos inútiles para caminar sobre el asfalto, la tierra, el barro, la arcilla. Utilizables solo en zonas inundadas, oceánicas o caudalosas”.

- ¡Magnífico! ¡Se puede caminar sobre el agua con estos juguetes!

- Sí, pero a menos que Lola o Victoria bajen por el pozo, debemos olvidarnos de la tinta.

- ¡Ah no: yo no! –gritó enfadada Victoria, saltando de su lecho.

- ¡Jajajaja! De a cuerdo. –respondió Lola- Yo bajaré.

10 comentarios:

Rolalola dijo...

Sepan disculpar la tardanza, no sólo para subir el siguiente capítulo, sino para leer y revisas sus blogs.
Estudié para un examen este mes así que, una vez, rendido, tengo más tiempo para dedicarme a esto.
BEsos y gracias!

lunaazul dijo...

El pozo de los muertos, hay que tener valor para bajar. Me encantó lo del gigante y como describes el polen de rosas, precioso. Pensé leerlo en dos ratos pero cuando me puse, no pude dejarlo y lo he leido del tirón.
Espero que el examen te haya salido bien.
Mil besos.

Rayuela dijo...

Bravo por la valiente Lola!
Espero ansiosa el descenso al Pozo de los Muertos.Yo ya me calcé mis zapatos azules, por si necesitan de mi ayuda, pero
creo
que
heolido
polenderosas.
Habrá algo de whisky de moras para mí?

Un gran beso pestañudo!

CeLeS! dijo...

Menos mal, tenía miedo por Ale. ^^
Me encantó eso de "Hadas de fuego, saltaban de entre las llamas, chisporroteando y elevándose hacia la bóveda oscura"(me diste idea para una foto)


Ya quiero bajar!
Magnífico como siempre!

Beso con whisky de moras.

trenazul dijo...

jojo hace cuánto que no abría el úLtimo cajón! perdoname la ausencia en caso de que se haya notado o haya sido aún más desagradable que mi presencia, jeje!

En fín... leí de corrido los capítulos 7 y 8, me involucré (como me pasa cada vez que leo caítulos de 'El dragón de las nubes') con el viaje de la banda de Lola, y siempre (como cada vez que termino de leer los capítulos) me quedo entusiasmado pensando en qué va a pasar.

Y te quiero felicitar... porque esta aventura -insisto- me está encantando. Tu capacidad para describir los entornos, sumado a la magia con la que decorás esos escenarios, es fantástica, placentera.

Yo quiero un poco de polen de rosas. Quiero hadas doradas y por último, quiero saber qué guerra perdió mi país para hoy parecerse tanto a Haita.

jeje perdoneme el último bocadillo,, no me lo pude aguantar

Un beso ROla!
Espero hayas prosperado con esos exámenes.

trenazul

DELIRICOM dijo...

nooooooooooo, ya estas por el capitulo 8; ya me tengo que poner a leer; esta semana me pongo al día mi queridisima Rola; ya volví, jajajajaja, te dejo un beso, voy a dar una vuelta por los blogs amigos.

Nandiú~ dijo...

Me entretuve leyendolo =)!
Lindo blog ;D
Saludos,

FotosdeUltramar dijo...

hola soy paraisodelalocura
tengo un blog nuevo donde saco mis fotos..espero que pases a chusmear un poco.
te espero..besos

FotosdeUltramar dijo...

hola soy paraisodelalocura
tengo un blog nuevo donde saco mis fotos..espero que pases a chusmear un poco.
te espero..besos

CeLeS! dijo...

ROLAAAAAAAAAAAA, tenés algo en mi blog.

We miss you!