lunes, 5 de abril de 2010

Luces ahumadas / pasados humeantes

¡¡Diablos!!
Las brujas me hablaron de vos:
sin nombre te nombraron
pero pronto reconocí
en los cabellos negros que decían
en la boca turgente que decían
en la blanca palidez que decían
que te decían

¿Te quiere? -pregunté
Sí, me quiso –me dijo él.
¿La querés? –pregunté
No más –me dijo él, seguro, cortés…
No fue necesario preguntar
Suficiente fue quedarme a jugar
entre sus labios…

¡¡Diablos!!
Que tanto insistís en charlas
de idioma web
que si lo quiero, ¿sí lo quiero…?
Me quiere: ¡quiere
que me deje querer!
Que me amenazas silenciosa
si llego a romperle el alma
-niño vulnerable-
Dicen las brujas
Vos romperás el alma mía;
nos robarás el juicio
Dicen las brujas
dicen
que he de cuidarme de vos

Que he de cuidarnos de vos

(¡¡Diablos!!
¿No las escuché?
¡¡Sí, las escuché!!
Las brujas no hablan si en vano es
Las brujas muestran lo que no ves)
Las brujas, ¡diablos!
¿que diablos podía hacer?

5 comentarios:

Rayuela dijo...

brujas
y
diablos
luces pasadas
ahumadas
humeantes

(que no le hagan daño a la flor)


besos*

Facundo Umbral dijo...

entre juegos
de pasados
pretéritos-no-tan-perfectos
y futuros-demasiado-condicionales

sigue humeando el pasado.

y a tajos de retórica
hacemos un
lindo
y
tenso
origami
de nuestra verdad.


--------------------------------

qué buenos diálogos tiene esta poesía!!!

yo también, seguiré revisando tu cajón.
gracias por acercarte a mi laberinto y perder un muy lindo comentario en uno de los pasillos.

nos encontraremos entonces por estos lares.
besos!!

ADRIELA dijo...

"¿La querés? –pregunté
No más –me dijo él, seguro, cortés…"


no se si tendra algo que ver pero de cierta forma DUELE

Rolalola dijo...

Rayuela:
No dañan a la(s) flor(es) de por vida; sólo las oscurecen un rato

Facundo-Laveríntico:
justo el martes hablamos con Rayuela de tiempos verbales... será que estos sin tiempos difíciles?...gracias por tu mirada.

Adriela:
sí, así es mi voz, y duele
no es como las voz en el chat
,antes sí, ahí soy más diplomática
que cuando no estoy sentada
sóla
conmigo misma

Tu voz también duele, princesa
somos dos cañones que disparan
sonámbulos


Pero ahora tenés voz



Adriela: DUELE!
Yo : TOUCHÉ!

mi nombre es alma dijo...

Mandar a paseo a las brujas (sonrío).

Saludos